#04 edición

María y Valeria quieren cambiar el mundo

Al contrario de lo que suele ocurrir normalmente con las ponentes de Ideas en Femenino, en el caso de Diseño Social conocimos antes su proyecto que a María y Valeria, porque somos alumnos de sus cursos y admiradores de todo lo que hacen. Pero con su ponencia nos conquistaron aún más.

María y Valeria nos enseñaron muchas cosas, entre ellas, el valor del trabajo en equipo. María, experta en marketing y comunicación, es el cerebro del proyecto, pero también el lado humano. Ella aporta el conocimiento y la experiencia, y la perseverancia de creer en una idea y luchar hasta el final por conseguirla. Valeria, la benjamina del equipo, músico y estudiante de telecomunicaciones, aporta a Diseño Social la frescura de su juventud. Valeria, “la mocosa irreverente”, como la define su compañera, se cuestiona las cosas y piensa lo que al resto del equipo no se le ocurre pensar.

María Hidalgo y Valeria Hiraldo en Ideas en Femenino

También nos enseñaron que, para que un proyecto realmente funcione, hay que empatizar con él, creérselo y hacerlo propio, además de trabajar con todas las fuerzas posibles para conseguirlo.

María y Valeria creen en la educación como herramienta indispensable para modificar cualquier situación, especialmente la coyuntura económica y social en la que nos encontramos actualmente.

Son partidarias de protestar contra las cosas que no estamos de acuerdo, pero hay que enfocar esas protestas en buscar soluciones. Y también nos convencieron de que no necesitamos crear nuevas tecnologías, sino utilizar racionalmente las que tenemos.

Diseño Social quiere cambiar el mundo, con errores nuevos, y con esfuerzo y mucha ilusión. Enhorabuena, María, Valeria y a todo vuestro equipo. Hacéis un trabajo realmente admirable.       

Para que un proyecto realmente funcione, hay que empatizar con él, creérselo y hacerlo propio.
— María Hidalgo y Valeria Hiraldo

Fátima, más segura de sí misma que nunca

Los cambios, a veces, llegan de repente, sin esperarlos, y nos cambian los planes. Eso es lo le pasó a Fátima, que tenía un trabajo cómodo y estable en una Cámara de Comercio, y de la noche a la mañana se quedó en el paro. Pero no sólo se quedó sin trabajo y sin ingresos, sino que perdió la confianza en sí misma. Todo lo que había aprendido, se le olvidó, se hizo pequeñita.

Al principio sintió miedo, pero, empezó a rodearse de gente positiva y empezó a volver a creer en sí misma y sus capacidades. Pensó que la mejor manera de volver a empezar era haciendo para ella misma lo que había hecho antes para otros. Y así comenzó a crear su marca personal y a hacer su propio trabajo.

La clave de su éxito tras haber perdido todo, nos confesó, fue rodearse de personas que le recordasen continuamente que era capaz y que podía salir adelante, como su actual pareja y futuro marido. “Lee lo que escribes para los demás y haz lo que le recomiendas a otros que hagan”, le decía Carlos. Y gracias a él y a su apoyo, y al de su familia, Fátima salió del bache. Ahora habla de ella en sus posts, porque la gente quiere alma y necesita sentirse identificada.

Además, nos recordó que ni tener un puesto de trabajo seguro ni un entorno estable son requisitos imprescindibles para ser feliz. Sólo hay que tener un “para qué” y luchar por lo que queremos.

Gracias Fátima, por venir a compartir tu experiencia con nosotros, pero sobre todo, por recordarnos que lo importante es saber para qué y por quién hacemos las cosas en esta vida. Y que todo es posible.

Para ser felices sólo hay que tener un “para qué” y luchar por lo que queremos.
— Fátima Abril

Julia es toda “una fuera de serie”                                         

Como en anteriores ediciones, os hemos querido presentar a una persona joven malagueña cuyo proyecto y personalidad nos han llamado la atención.

Nuestra intención al invitar a nuestra Idea Joven en esta cuarta edición no fue solamente que escuchase las historias de éxito y superación de Fátima, María y Valeria, proyectos ambos de mujeres con una idea visionaria, sino que compartiese con todos su joven madurez y fortaleza.

En esta ocasión, nuestra “idea joven” es alguien que hemos visto crecer muy de cerca ya que ha formado parte de nuestras vidas muchos años, 3.653 días para ser más exactos. La hemos visto ir al cole, salir de él para ir a la universidad a Madrid y hacer una doble licenciatura. Nos emocionó enormemente verla regresar a Marbella por amor y poner en marcha, gracias al apoyo de su madre, Marbella Olé, un proyecto que ha tenido una magnífica respuesta en Marbella y que ya cuenta con su propio espacio en RTV Marbella donde debutó el mismo día que tuvo lugar nuestra cuarta edición. Hablamos de Julia Crespo.

Son de admirar sus valores, su integridad, la lealtad a los suyos y su fuerte sentido de lo que es justo. La llamamos “enana” y también “Miss Fenomenal” porque como dice alguien que también le aprecia “Julia es toda una fuera de serie”.

Para todo el equipo fue un verdadero orgullo el que haya participado en Ideas en Femenino como ponente. Todavía recordamos entre risas su cara de sorpresa al proponérselo. Nos emocionó escuchar su historia de la cual hemos sido testigos de primera fila y no dejó de sorprendernos la madurez con la que se enfrenta a la vida, la seguridad en sí misma y la tranquilidad con la que nos dice “Sé que hay personas que no han entendido mi decisión de volver tras estudiar y trabajar en Madrid, pero como dice Laura Chica: “Y ésa es tu razón. Solo tuya y que nadie más comprenderá…”

Nosotros te entendemos. Te admiramos. Y te apoyaremos siempre decidas lo que decidas, ya lo sabes Enana. Gracias por hacer de esta cuarta edición algo todavía más especial ¡a por la quinta!


Nuestra #04 Edición en primera fila - ¡Dale al play!