#01 edición

Alejandra, una malagueña cercana, espontánea

Alejandra Catering, así es como la conocimos y así es como nos referimos siempre a ella. Un claro ejemplo de una mujer que lleva su empresa a cuestas, hasta el punto de que su “apellido” hace referencia a la actividad que desarrolla, su negocio, su vida.

Cuando nos pusimos en contacto con ella y las veces que hablamos antes de Ideas en Femenino, nos dio la impresión de que asistía al evento por no ser descortés. Sin embargo, durante su ponencia en la primera edición nos dimos cuenta de que estaba tan ilusionada como nosotros de venir a compartir su experiencia.

Su tono cercano, su espontaneidad y su gracia malagueña conquistaron a los oyentes, que atendían ensimismados a una mujer muy positiva, con mucha fuerza y concienciada con su gran responsabilidad: sus 21 trabajadores, a los que no puede fallar.

Tal y como nos reveló, Alejandra lleva la empresa en las venas. Nació en una familia de hosteleros emprendedores, aunque este término se haya puesto de moda recientemente, y no sabe en qué momento decidió que quería crear su propia empresa. “Todo empezó sin darme cuenta”, nos contaba.

Demostró que es una mujer con las ideas claras y que confía plenamente en ella misma y en su trabajo. “Nadie puede decirme que mi trabajo es malo. Puede gustar más o menos, pero yo sé que lo que hago está bien hecho”.

Esa confianza en ella misma, en su equipo y en su forma de hacer las cosas es la clave de su éxito. Alejandra sabe que es muy difícil que todos los proyectos salgan adelante y que duren toda la vida. Pero no tiene miedo. Sabe que son gajes del oficio y que si una empresa se cierra, pronto se abrirá otra.

A veces no sabemos cómo hacer ciertos trabajos o llevar a cabo algunas actividades porque no las hemos hecho nunca, pero, como nos recomendaba Alejandra, hay que atreverse. Hay que creerse capaz de realizar cualquier cosa, sólo así lograremos el éxito.

No sé cómo hacerlo, pero sé que puedo hacerlo.
— Alejandra Pérez

Rosa Bueno, mejor joven diseñadora de España

Rosa Bueno es una de esas chicas que nos convencen de que, a pesar de lo que se dice, tenemos una juventud muy preparada y con ganas de comerse el mundo.

Rosa, diseñadora malagueña, fue nombrada el pasado mes de marzo en Asturias como Mejor Joven Diseñadora de España, con su colección ‘Poisonous Attraction‘.

Gracias a este galardón tendrá un stand propio en el Salón Who’s Next Prêt a Porter de París, una plataforma internacional ideal para darse a conocer en el complicado mundo de la moda.

A pesar de sus 22 años y de tener que enfrentarse a la mirada atenta de todos los asistentes a la primera sesión de Ideas en Femenino, Rosa no se mostró cohibida por la situación. Nos demostró que tiene las cosas muy claras, sabe lo que quiere y está dispuesta a hacer lo que sea por conseguir su sueño.

Soy muy cabezona y si quiero algo lo consigo porque voy a por ello con todas mis fuerzas”, nos confesaba. Más que cabezona, nosotros diríamos que es una joven tenaz, trabajadora y con una pasión inmensa por lo que hace.

La clave de su éxito, además de su tenacidad, es que está convencida de la calidad de sus diseños y de la profesionalidad de su trabajo. Gracias a esa confianza, estamos seguros, logrará el éxito.

Esperamos que París sea el escaparate y el empujón que necesita para hacerse famosa en todo el mundo. ¡Mucha suerte, Rosa! Y un placer haberte tenido en la primera edición de Ideas en Femenino.

Si quiero algo lo consigo porque pongo todas mis fuerzas.
— Rosa Bueno

Bego, nunca es tarde para nada

Nunca es tarde… para nada”. Ésas fueron las primeras palabras de Bego Gozalbes en Ideas en Femenino.

A pesar de que dio su charla en el centro de la sala, entre los oyentes, para acercarse a ellos y animarles a participar, Bego logró establecer un clima de reflexión y paz durante el tiempo que pasó con nosotros. Nos hizo pensar, reír, llorar… y disfrutar muchísimo.

Bego no se considera un caso único ni pretende ser un ejemplo a seguir porque, desgraciadamente, el cáncer y otras enfermedades afectan a muchísima gente. Pero lo que distingue a esta sonriente mujer de otras personas, es que sabe disfrutar de las cosas que la vida le ofrece en cada momento. Ella no desaprovecha oportunidades.  “Nunca es tarde, pero hay trenes que es mejor no dejar pasar”, nos aconsejaba.

Sonriente y llena de positivismo y energía, nos contó cómo su larga trayectoria profesional se vio interrumpida por un cáncer de colon. Pero eso no le ha hecho perder la ilusión ni las ganas de seguir viviendo y disfrutando al máximo de la vida. “No sé de dónde, pero las fuerzas se sacan”. Y cuánta razón tiene. Sólo sabemos hasta dónde somos capaces de llegar cuando la vida nos pone a prueba.

Bego nos reveló que su primer libro lo leyó a los 26 años, cuando tuvo claro y decidió qué camino quería elegir en la vida. Ha trabajado en diversos sectores, ha sido comercial en diversas empresas muy importantes, hasta que decidió formarse y hacerse coach político.

Su preocupación no ha sido nunca su trabajo porque ella sabe que puede dedicarse a cualquier cosa, que puede trabajar y formarse en cualquier campo. Su confianza en sí misma es su mejor arma y con la que ha luchado en todas las batallas.

De Bego nos cautivó su energía y su facilidad para hacer de un problema, algo positivo. “De nosotros depende el cómo afrontemos las adversidades”.

Nunca es tarde… para nada.
— Begoña Gozalbes

Damos las gracias, por supuesto, a ASAMMA (Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama), a los patrocinadores Instituto de la Mujer de la Junta de Andalucía, Instituto Andaluz de la Juventud, Hotel Vincci Selección Posada del Patio y Ctrl B, a nuestros colaboradores Rakesh Narwani, Marina Luna e Inés Gallo Frías y a La Opinión de Málaga por ser el medio oficial que ha confiado en esta joven iniciativa.


Nuestra #01 Edición en primera fila - ¡Dale al play!