Soledad Marín Anaya

Soledad Marín Anaya asistió a nuestra segunda edición de Ideas en Femenino como la joven promesa malagueña y nos cautivó a todos con su energía. Con una sonrisa dibujada en la cara en todo momento nos contaba las dificultades que tiene que superar cada día para conseguir su sueño: ser diseñadora de bolsos.

Soledad estudió diseño de moda en Madrid, y tras un año sabático en Australia, donde encontró la inspiración para sus creaciones, decidió emprender su propio negocio.

Tuvo que trabajar antes para ganar algo de dinero y poder empezar.

Cuando Soledad nos hablaba de su propio negocio se refería a su máquina de coser, sus pieles y sus manos. Tiene su pequeño “taller” en una habitación de su casa y cuenta con el apoyo de su familia. Nos confesó que su madre es su mayor apoyo y su mejor consejera. “Es como la madre de la Pantoja, va conmigo a todas partes y me promociona mejor que yo misma”, contaba Soledad, en tono de humor.

Nos enseñó que, a pesar de su juventud, tiene muy claro lo que quiere. “Esto es lo que sé hacer y a lo que quiero dedicarme toda mi vida”, nos explicaba. Su sueño es ser diseñadora de zapatos y actualmente trabaja muy duro cada día para hacer sus bolsos y darlos a conocer.

Soledad lleva un año trabajando en su propia empresa y nos aseguraba que aprende cada día. “Si echo la vista atrás, hay mucha diferencia entre el primer bolso que hice y el que terminé ayer. Y la mejora la he conseguido haciendo muchos bolsos, a base de prueba y error”.

Es consciente de que el camino para lograr su sueño y poder vivir de él es largo, pero la ilusión y la energía positiva con las que se despierta cada mañana le hacen darse cuenta de que todo es posible.

Soledad nos contagió su positividad y nos hizo darnos cuenta de que da igual la edad que tengas y a qué quieras dedicarte. Lo importante es tener claro cuál es tu objetivo en la vida y perseguirlo a toda costa. ¡Gracias, Soledad, por tu frescura y tu sonrisa!