Prólogo de Charo Moreno

Cualquiera de estas 35 historias podría ser tu historia, sí,  la tuya. También podría ser la historia de tu madre, de tu hermana, la de tu mejor amiga, la de tu compañera de trabajo, la de tu jefa, la de tu novia o la de cualquiera de las mujeres que conoces. Te voy a contar un secreto. Estás rodeado de heroínas invisibles. A tu alrededor hay muchas personas cuyas pequeñas grandes historias están cambiando el mundo. Estoy segura de que tu sexto sentido y capacidad de observación te han ayudado a identificar a tus propias heroínas. Nosotras, con este libro, queremos compartir contigo el testimonio de 35 mujeres que te inspirarán.

Este libro es una recopilación de las vidas de muchas de las mujeres que han sido ponentes en nuestros encuentros de Ideas en Femenino (#ief). No están todas las que son pero son todas las que están. Heroínas reales, de carne y hueso. Mujeres a las que la vida les ha dado una segunda oportunidad y han decidido hacer lo que siempre han querido, demostrándonos a todos que no existen límites cuando hablamos de superación personal.

Si no conoces #ief, tengo que contarte que el 21 de marzo de 2013, Julia y yo comenzamos oficialmente con esta maravillosa aventura femenina donde pretendíamos dar voz y visibilidad a mujeres que teníamos como referentes por ser ejemplo de los valores que guían nuestras vidas. Durante los siguientes tres años, llevamos a cabo trece ediciones de este evento en las que nos acompañaron 41 mujeres. Trece ediciones llenas de emoción, esfuerzo, humildad y encanto. Cada una de estos encuentros se convirtieron en días infinitos, porque fueron tan mágicamente perfectos que no queríamos que acabasen nunca.

Charo Moreno - invisibles.JPG

Con nuestros encuentros quisimos reconocer la trayectoria personal y profesional de mujeres con una historia que compartir. Cada uno de nuestros eventos han sido un tributo a nuestra condición de mujeres luchadoras capaces de superar todas las adversidades que nos plantea la vida, a la vez que mostrar nuestro lado más humano. Hemos querido que las historias de otras mujeres contagien de positivismo al público que nos acompañaba, que les motivase a creer en sí mismos y hacerles ver que entre querer y poder solamente hay una palabra: esfuerzo.

Tanto Julia como yo, siempre hemos pensado que hay personas que llegan al mundo con un cometido, con una misión, y no son conscientes de ello hasta que les ocurre algo que les hace despertar. Durante la lectura de este libro encontrarás testimonios de superación, escucharás risas, secarás lágrimas, aplaudirás su valentía, sentirás que ellas son como tú, y que tú podrías haber sido parte de estas historias. Os hablaremos de:

Mujeres que han decidido no dar el 100% mañana, sino hoy.

Mujeres valientes a las que no les ha importado echar el freno de mano y cambiar de camino porque son conscientes de que la vida son etapas. En ningún sitio está escrito que tienes que hacer lo mismo siempre, si eso no te lleva a tu destino.

Mujeres que caminan sin miedo a equivocarse como Ana Santos.

Mujeres que afrontan las cosas como les vienen como Cristina Andreu.

Mujeres que tienen fe en lo que están haciendo y confían que al final la vida de una manera u otra, les sonreirá. Solamente es una cuestión de saber esperar, como nos apuntaban Fátima García o Remedios Miralles.

Mujeres que han sabido escuchar a aquellas personas a las que no les han ido tan bien las cosas, porque saben que ellas también pueden darles los mejores consejos, como le dijo Macarena Fernández a Julia durante su entrevista.

Mujeres que tuvieron la valentía de atreverse y aprendieron más de sus errores que de sus aciertos, como nos confesaron Soledad Marín e Isabel Luque.

Mujeres que saben que para estar bien es imprescindible estar bien contigo misma. Como nos decían Arancha Merino, Keka Sánchez, Sonia R. Muriel y Ángela Paloma Martín. Todas ellas saben que para ello hay que contar con la voluntad de mejorar y tener la perseverancia para conseguirlo. Todas ellas saben que cuando una está bien consigo misma, las cosas fluyen.

Mujeres que saben que todo en la vida enseña si quieres aprender.

Mujeres que saben que cuando estás viviendo una vida que no te corresponde, tu vida es muy mediocre, como nos dijo a todos María Hidalgo en su ponencia.

Mujeres como Cristina Guerrero o Rocío Alfaro, que saben que nada es para siempre. Y que incluso lo peor que te pasa en la vida también tiene sentido si sabes cómo enfocarlo.

Mujeres que creen fervientemente que estamos aquí para inspirar, compartir y ayudarnos entre unos y otros a crecer.

Mujeres que saben que salir de tu zona de confort es una proeza digna de valientes, como me decía Rosetta Leiva.

Mujeres como María Hidalgo y Valeria Hiraldo que saben por experiencia que el poder de cambiar las cosas solamente está en nuestras manos.

Mujeres que saben que cuando te vienes abajo, hay que levantarse y seguir. No pasa nada. Nos anima Marta González.

Mujeres que consiguen brillar gracias a la perseverancia, al esfuerzo y al sacrificio de muchas cosas.

Mujeres que sienten pasión por su trabajo.

Mujeres que descubren lo que son capaces de hacer cuando la vida les pone a prueba y ser fuerte es su única opción, como a Begoña Gozalbes y Alejandra Pérez.

Mujeres que saben que la misma realidad la puedes entender como un castigo o como un aprendizaje. Es cuestión de actitud.

Mujeres que sueñan con los pies en la tierra, como Laura Baena.

Mujeres que saben que siempre es el momento de ser quien quieres ser, como Laura Chica.

Mujeres que saben que todos los éxitos dependen de la capacidad de trabajo, del esfuerzo y de la responsabilidad que uno tenga. Como me dijo Belén Jurado durante nuestro cafelito digital.

Mujeres que saben rodearse de gente comprometida y responsable, que cumplan y se involucren, igual que ellas. Como nos decía Xisela Aranda.

Mujeres agradecidas, como Fátima Fares.

Desde nuestros inicios quisimos sumarnos a la creación de un espacio (más) de mujeres donde se respirase libertad. Libertad para poder ser nosotras mismas, sin cargos ni cargas. Un espacio donde dejemos las máscaras, donde consigamos inspirar y motivar a otras mujeres a través de nuestra capacidad de superación. Siempre en primera persona. «Sólo cuando te muestras con tus éxitos, tus fracasos, tus dudas y tus sueños a los demás, es cuando las relaciones se vuelven auténticas», me recordaba Celia Domínguez durante nuestras confidencias.

Hoy me enorgullece enormemente haber logrado recopilar todas sus biografías en este libro. Haber podido hablar con cada una de ellas tras sus intervenciones y ver cómo han crecido personalmente, cómo han evolucionado y alcanzado sus objetivos, cómo han demostrado a la vida que podían cumplir con sus sueños. Cada edición era una inyección de energía para todos los que compartíamos sus vivencias en la acogedora biblioteca del hotel Vincci Selección Posada del Patio en Málaga. Escribir este libro ha sido un vendaval de ilusión y esperanza. Nuestra intención es humilde pero ambiciosa. Con este libro queremos dejar constancia de sus hazañas como fuente de inspiración para ti, para tu madre, para tu hermana, para tu mejor amiga, para cualquier persona que conozcas para la que creas que sus historias puedan ayudarle a ser feliz. Porque como bien hemos aprendido, nunca es tarde para nada y apostar por crear una vida mejor, siempre da resultados positivos.

Llegó tu hora, llegó la hora de brillar. Bienvenido al mundo de las heroínas [in]visibles.