No me cuentes cuentos

Cuando Gemma y MJ nos invitaron como ponentes a sus V Jornadas Educativas, Reinvénta-te, sentimos una responsabilidad muy grande, pero sobre todo, mucha emoción y gratitud por la invitación. El lugar donde iba a tener lugar era de lo más apropiado, el CAC de Málaga. Un entorno donde el orgullo de ser uno mismo se transforma en arte.

Por supuesto, no dudamos en aceptar lo que además de una cariñosa invitación era también todo un reto para nosotras. ¿Por qué? Pues bien. Gemma se había leído nuestro [in]visibles, el libro de las pequeñas grandes historias que están cambiando el mundo, y había llegado a la conclusión de que podíamos preparar una presentación de una hora sobre cómo educar en valores a través de las emociones. ¡Toma ya!

No me cuentes cuentos - Charo Moreno y Julia Crespo

Cierto es que [in]visibles tiene un componente sobre emociones a la vez que emocional muy fuerte. Cierto es que leer las historias de las mujeres que en él se relatan te enseñan no sólo sobre la fuerza interior de las personas sino también cómo los valores guían nuestro día a día. Pero cierto es también que nosotras no somos profesionales en la materia ni educadoras, ¡así que imaginaos el plan! Eso sí, Gemma lo tenía muy claro. Ella creía que nosotras podíamos hacerlo y nuestra misión ahora era no defraudarla. 

Seamos sinceras... trabajamos en la presentación desde el miedo a no estar a la altura. Desde los nervios de pensar "¿qué vamos a enseñar nosotras a estas personas?". Desde el orgullo de poder ver que nuestro libro tenía un mensaje muy profundo y Gemma había sabido captarlo. Un cóctel de sensaciones que nos permitió, con tiempo y algunas horas menos de sueño, ponernos manos a la obra para ofrecer lo mejor de nosotras.

¿Cuál fue nuestra sorpresa? Que los asistentes y el equipo de No me cuentes cuentos crearon una atmósfera tan especial que nuestro guión cobró mucha más sentido. Tras las palabras de agradecimiento de Gemma a todos los presentes, su confesión personal y la sonrisa perenne de Ana Robles y su hija Luna durante su intervención, nos tocaba hablar del valor de las emociones. ¡La mar de emocionadas!

De nuevo, echamos mano de nuestras heroínas, quienes nos siguen inspirando. Hablamos de cada una de las seis emociones a través de sus historias personales. Hablamos de:

  1. el amor a través de Marta González
  2. la alegría con Rosetta Leiva como ejemplo
  3. el miedo con Arancha Merino
  4. la tristeza de la mano de Cristina Guerrero
  5. la rabia con María Hidalgo y Valeria Hiraldo, presentes en el CAC de Málaga
  6. y del orgullo con nuestra primera heroína: Begoña Gozalbes

Todas ellas son ejemplo de cómo guiar tu vida a través de una gestión sana y correcta de tu emoción principal. Todas han sabido construir sus vidas en base a unos valores fuertes e inamovibles.

De todas ellas y de todas las personas que nos acompañaron aprendimos que el hecho de estar bien no te debe impider estar mejor. Para ello, eduquemos a través de las emociones.

Gracias, chicas, por darnos la oportunidad de crear y ser nosotras mismas.