ASSAMA, nuestras heroínas invisibles

Cuando en una de nuestras lluvias de ideas decidimos embarcarnos en un proyecto como “Ideas en Femenino”, no hubo duda alguna en que la causa que debía hacer de hilo conductor entre cada uno de estos eventos fuera la lucha contra el cáncer de mama. 

Lógicamente, esta decisión no es fruto de la casualidad. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer: el cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales y solo en nuestro país se diagnostican alrededor de 22.000 nuevos cánceres de mama al año. Por desgracia nos toca muy de cerca y todas tenemos familiares, amigas, compañeras de trabajo, conocidas… que han pasado por este trance o se encuentran ahora mismo en tratamiento. 

Una vez decidida nuestra “bandera”, nos ponemos en contacto con Roswitha Britz (presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama – FECMA) y Paqui Aguilar (presidenta de la Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama de Málaga – ASAMMA) para explicarles nuestro proyecto y consensuar la mejor manera de llevarlo a cabo, aquella donde broten sinergías entre instituciones, empresas, asociaciones y particulares; escenario que se convierta en altavoz de su mensaje y labor. 

La idea tuvo la acogida esperada y, desde ese momento, cada uno de nuestros pasos se impregnaron del carácter y la fortaleza de Roswitha, Paqui y todas sus compañeras. Nos grabamos a fuego su mensaje: “mientras una mujer sufra de cáncer de mama no pararemos, porque si se detecta a tiempo, hoy puede curarse”. 

Desde aquí nuestro reconocimiento y admiración a tantas “voluntarias testimoniales” (heroínas invisibles) que día a día ayudan a las mujeres recién diagnosticadas a entender mejor la realidad a la que se enfrentan. 

Serán muchas las invitadas que contarán su experiencia, muchas temáticas las que abarquen nuestras conversaciones, muchos sectores de nuestra sociedad los que se vean reflejados en “Ideas en Femenino”… pero, sin duda, el denominador común siempre será el coraje, el esfuerzo, las ganas de luchar, el positivismo y un sinfín de actitudes que inundan asociaciones como ASAMMA. 

Mientras una mujer sufra de cáncer de mama no pararemos, porque si se detecta a tiempo, hoy puede curarse
— Paqui Aguilar